Renueva la piel en otoño

Renueva la piel en otoño con Morjana
Al llegar esta época vemos un cambio de tono, más apagado, y se aprecia menos luminosa y es posible que más seca.

Comparte este artículo

Renueva la piel en otoño con Morjana

El «Momiji» es la pasión que tienen en Japón por el otoño porque es la época de la caza de colores.

El arce japonés, con sus pequeñas hojas de cinco puntas, es el árbol que ofrece el mayor cambio de colorido, desde el verde hasta el rojo, pasando por múltiples matices de naranjas, amarillos y marrones.

Al igual que los árboles pierden sus hojas, nuestra piel, después de un verano al aire libre en la playa y en la montaña con un bronceado o color precioso, disminuye la capa de colágeno y pierde elasticidad.

Al llegar esta época vemos un cambio de tono, más apagado, y se aprecia menos luminosa y es posible que más seca. Debemos empezar por eliminar las células muertas de la piel, y activar la formación de nuevas células.

¿Cómo renovar la piel en otoño?

Exfoliación, mascarillas reparadoras e hidratación.

Tu rostro y cuerpo necesita este paso para el cambio de estación. Al igual que las hojas que se desprenden para preparar y ayudar al árbol para nuevas floraciones.

Utiliza siempre cosmética respetuosa con la piel y el medio ambiente. Vayas a realizar el tratamiento en casa o en el centro de belleza.

Morjana Cosmetiques te lo pone fácil. Peelings, mascarillas e hidratantes… para lo que precise tu tipo de piel.

Hasta aquí mi pequeño «Momiji» de la piel.

Más artículos

Tratamientos Morjana para la piel seca y desvitalizada
Morjana Cosmetiques Spain

Piel seca y desvitalizada

Línea Sublime by Morjana, dotada de ácido Hyalurónico encapsulado en liposomas vegetales, extracto de miel, aloe vera, aceite esencial de rosa Damascena y activos #wellaging para retrasar el envejecimiento de la piel

Saber más »
Morjana Cosmetiques Spain

La barrera hidrolipídica protege nuestra piel

La barrera hidrolipídica es un manto ácido que recubre la última capa de nuestra piel protegiéndola de los agentes externos y evitando la pérdida de agua. Este manto está formado por una fracción lipídica que procede de la secreción de sebo y de una fracción hídrica ácida. Una mezcla de agua y sudor cuyo equilibrio es la clave

Saber más »